Para una segunda vivienda, hipotecas baratas

hipotecas baratas

Siempre, en todo momento y en toda circunstancia, hablamos de las hipotecas baratas que tienen como objetivo financiar la adquisición de nuestra primera residencia por el hecho de que, de verdad, es el producto hipotecario más usual.

Sin embargo, es posible acceder a una hipoteca con la meta de adquirir una segunda vivienda, aunque como hacerlo conlleva contar con ciertos ahorros y carecer de otras deudas, o en el caso de tenerlas, que sean las menos posibles; los bancos no ofrecen las mismas condiciones en las hipotecas para viviendas de nueva concesión, que para la adquisición de segundas viviendas.

Te presentamos en el artículo de ferco gestion las mejores hipotecas para segundas viviendas ofertadas por las entidades.

Las hipotecas para segunda vivienda que se presentan más interesantes proceden de tres entidades: ActivoBank, Sabadell y Ibercredit.

Comencemos por ActivoBank. El producto ofrecido por esta entidad recibe el nombre de Hipoteca Activa Plus y cuenta con unas condiciones bastante flexibles. El plazo máximo de amortización del crédito hipotecario es de cuarenta años y la edad máxima que contempla esta hipoteca es de 75 años. El préstamo máximo que la entidad nos da para la adquisición de nuestra segunda vivienda es del 80 % , cuenta con un interés variable y no tiene importe mínimo. Para contratarla resulta necesario contar con la domiciliación de la nómina, un seguro de vida y un seguro de hogar. Un buen punto a favor es el tipo de interés que aplica, cosa en contra es su cláusula de suelo del 3 % .

La siguiente hipoteca, es la Hipoteca Bonificada del Banco Sabadell, una hipoteca que se rige por unas condiciones muy particulares, bastante interesantes también aunque a diferencia de la hipoteca de Activo Bank establece una comisión del 1 % en término de apertura. Además de la domiciliación de la nómina y de la contratación del seguro de hogar y vida, para contratar esta hipoteca resulta necesario contar con un seguro de crédito hipotecario.

La siguiente hipoteca, es la hipoteca 100 por 100 de IberCredit. Esta hipoteca nos deja financiar el 100 por 100 del importe de nuestra hipoteca, lo que ya es una clara ventaja aunque el tipo de interés que aplica, sea algo superior a las precedentes hipotecas para segunda vivienda (Erutibor + 2 ´70 % ). La hipoteca 100 por 100 de Ibercredit establece una comisión de apertura del 1 % y además de requerirse el seguro de hogar y de vida, se requiere la domiciliación de la nómina y contar con una tarjeta de crédito de la entidad.

¿Son obligatorios los seguros en las hipotecas baratas?

hipotecas baratas


Actualmente los bancos ofrecen hipotecas con bajos intereses a cambio de contratar seguros. El comparador financiero Fercogestion nos explica qué seguros son obligatorios para firmar una hipoteca.

Solo es obligatorio el seguro de hogar

La legislación española no obliga a un propietario a asegurar su vivienda, a excepción de que adquiera el inmueble con una hipoteca. Concretamente, un seguro de hogar también conocido como seguro de daños o de incendios. Esta póliza debe reflejar como beneficiario al banco, para asegurarse el capital prestado al cliente. Pero, aunque la entidad bancaria figure como beneficiaria, no puede obligar al cliente a contratar el seguro de hogar que comercializa ella misma. El fututo hipotecado tiene el derecho a contratarlo en la entidad que considere adecuada.

El resto de los seguros no son obligatorios

La vinculación, a través de los seguros, a cambio de intereses vistosos ha sido el paradigma hacia el que ha evolucionado el mercado hipotecario en plena era posburbuja inmobiliaria. La bajada de los tipo de interés a mínimos históricos y el exceso de liquidez de la banca han creado una mezcla singular.

Los bancos necesitan conceder financiación para rebajar su exceso de liquidez (penalizada por el BCE), pero al mismo tiempo solo están dispuestos a conceder hipotecas baratas a perfiles solventes en un contexto de tipos bajos. El resultado son hipotecas con diferenciales que doblan a los ofertados antes de la crisis, pero con un euríbor en negativo.

Para rebajar los intereses y además cumplir las exigencias de vincular a perfiles solventes, los bancos nos piden la contratación de seguros, como el de hogar, el de vida, el de protección de pagos o, incluso, planes de pensiones. La contratación de todos estos seguros puede acabar encareciendo la hipoteca y el usuario debe saber que no son obligatorios, a excepción del seguro de hogar.

Sin embargo, si no se contrata toda la vinculación requerida por la entidad pueden suceder dos situaciones; o bien el interés de la hipoteca puede incrementarse o bien la entidad puede negarse a darnos el préstamo hipotecario. En cualquier caso, el cliente debe hacer números y calcular qué le interesa más, una hipoteca cargada de vinculación y un bajo interés o un préstamo hipotecario sin vinculación, pero con un interés más alto. Pero siempre, teniendo claro que esta vinculación con coste no es obligatoria para firmar la hipoteca.

Fuente: Fercogestion